editing disabled

Aparato Excretor


Introducción


El sistema urinario está formado por los riñones, los ureteros, la vejiga urinaria y la uretra.
Los riñones son dos órganos que están colocados sobre la cintura, a ambos lados de la columna vertebral y por la parte trasera del cuerpo. Tienen forma de frijol y más o menos son del tamaño de un puño cerrado y de color rojo muy oscuro. Cada riñón contiene miles de nefronas, que son terminaciones sanguíneas encargadas de filtrar la sangre y producir orina.

Realizan varias funciones, todas ellas vitales para el organismo:
- Filtran la sangre y separan de ella las impurezas y sustancias tóxicas, así como los nutrimentos que ya limpios ponen de nuevo en circulación.
- Controlan la sal existente en el organismo.
- Controlan el volumen y composición de la sangre.
- Reabsorben agua, minerales y nutrimentos.
- Producen orina, que es uno de los medios para eliminar las sustancias nocivas del cuerpo.
- Desvían el agua y mantienen el nivel adecuado del líquido en el cuerpo.

Se conectan con el cuerpo por las arterias renales que son por las que llega la sangre a los riñones y con las venas renales que la incorporan al torrente sanguíneo cuando ya está limpia. Los riñones filtran toda la sangre del cuerpo muchas veces al día y limpian el agua, la glucosa, las sales y minerales que contiene. Una vez limpias, las regresa a la circulación sanguínea y al mismo tiempo forma la orina con agua y las sustancias que fueron recogidas de la sangre.

Los ureteros son los conductos que salen de cada riñón y sirven para transportar la orina desde los riñones hasta la vejiga. En el hombre son un poco más largos que en las mujeres. La vejiga es una bolsa elástica que poco a poco se va llenando de orina, cuando lo hace manda una señal al Sistema Nervioso para que se abra y deje salir la orina, por la uretra, que es un conducto que la lleva al exterior.


Imágenes



aparato-urinario.jpgrinon4es.jpg

Video para comprender mejor su funcionamiento